Remachar a ultrasonidos

Para la conexión a ras de plásticos o no plásticos termoplásticos se adecua para el remachado por ultrasonidos.

La diferencia principal entre la soldadura por ultrasonidos y el remachado por ultrasonidos consiste en que, en el caso del remachado, se realiza una deformación por fusión y sólo uno de los materiales se plastifica. Esto permite unir todos los plásticos termoplásticos sin resistencia a la polimerización entre sí pero también con no-plásticos. En el resultado, las conexiones remachadas son prácticamente libres de ranuras y de juego, debido a que la herramienta de remachado fría enfría el cabezal de remachado fundido bajo presión.

Aunque los tiempos de ciclos en el remachado a ultrasonidos es mayor que en las soldaduras de área, es posible realizar varios remachados a la vez, usando un solo sonotrodo. Al igual que el soldado por ultrasonidos, también el remachado con ultrasonidos es altamente eficiente y, a la vez, ahorra energía.

Principalmente se utiliza la tecnología en el lugar en el que no es posible usar uniones fundidas, donde se deben unir piezas metálicas en carcasas de plástico o donde las uniones no deben ser visibles a continuación. Especialmente para la industria automovilística, SONOTRONIC desarrolla y produce máquinas estándar y especiales para remachar revestimientos interiores, parachoques y piezas del airbag. Adicionalmente, el remachado por ultrasonidos también se utiliza con éxito en la fabricación de carcasas de todo tipo, electrodomésticos, aparatos electrónicos o juguetes.